betterthanrevengebtr:

Chapter 1x01: A bloody start.
[Brooklyn, NY - August 31, 2012  23:40 p.m]
 Hace ya varias semanas, que Kat habia recibido el alta en el hospital luego de haber pasado casi un mes en él, por lo cual, al salir, decidió cuidarse, ya que no quería volver a pasar por lo mismo. Pero, esto no duró demasiado, pues al estar tranquila en su departamento no hacía más que aburrirse, así que decidió que salir aunque sea un rato, pues eso no le haría daño. Tomó su chaqueta y salió de su departamento, en busca de algún bar para pasar un rato. Luego de vagar un buen rato por las calles, se encontró con un pub que a simple vista, no estaba ni tan lleno, ni tan vacío, por lo cual decidió entrar. Caminó hasta la barra y se sentó para pedir una cerveza. Estuvo un rato allí, bebiendo tranquilamente y escuchando la música del lugar, que a veces, se le hacía un tanto molestosa, pero podría aguantar. Luego de un rato, comenzó a llegar más gente,lo que provocó que la chica se incomodara por lo cual decidió pararse y caminar hasta la salida, para tomar aire un rato.  Habían pasado varias semanas sin que Eric supiera noticias de Kat. Estaba más que consciente de que él había gatillado el fin de la relación, pero eso según él, no era motivo para perder el contacto, ni mucho menos dejar de preocuparse por la chica puesto que se había vuelto una preocupación constante en su vida. No estaba seguro donde podría estar ni mucho menos si se encontraría bien, pero al echar un vistazo a su reloj y por la hora, pensó que lo mejor era pasearse por algunos lugares a los cuales había acudido cuando eran novios; la conocía bastante como para saber que no estaría en su departamento descansando y suspiró al imaginar en que seguramente estaría metida en algún problema, en aquellos que hicieron que su relación se destruyera. Era pasada la media noche y los pasajes entre los bares y clubes estaban sorprendentemente casi desiertos. Metió ambas manos a su chaqueta para abrigarse un poco ya que una brisa lo había hecho estremecerse a pesar de estar en pleno verano y pacientemente caminó en dirección a la puerta trasera de un bar que estaba próximo, aún cuando no creía encontrar a la chica allí – Vamos, perder el tiempo en el bar número 250 no te cambiará vida –pensó en su mente.  Llegó hasta la salida, pero para su sorpresa, se encontraba repleta de gente que quería entrar. Suspiró y se acercó a la puerta, esperando poder salir luego de ahí, cada vez había más gente y a ella, bueno, no le agradaba mucho la gente. Esperó un poco, para ver si la gente dejaba pasar, pero al darse cuenta de que si no hacía algo estaría toda la noche ahí, decidió caminar y pasar, sin pedir permiso a nadie y chocando con cuanta gente se le pusiera en su camino. Escuchó un par de groserías que venían de parte de las personas a las que había chocado, pero no tomó atención, pues había logrado lo que quería; ya estaba afuera. Miró a su alrededor un momento, pues no pensaba quedarse ahí si sabía que la gente ya estaba llegando en masas. Logró visualizar que casi llegando a la esquina, habia un pequeño pasaje, por lo cual caminó hasta casi llegar a la ‘entrada’, pero luego se detuvo. Sabía que los pasajes y callejones eran lugares donde cualquier cosa podía pasar, por lo cual decidió quedarse ahí.- Bueno, esto es mejor que el bar- dijo para ella misma mientras se apoyaba en la muralla.  No pudo creer lo que sus ojos visualizaban: Kat estaba a unos cuantos metros de ella, solo bastaba caminar uno cuantos pasos, un poco de esfuerzo y listo, se daría por satisfecho. Empezó a avanzar cada vez con más rapidez no pudiendo ser capaz de pegarle un grito que le advirtiera a la chica que estaba allí, se encontraba exhausto. Estaba por llegar cerca de un basurero cuando de pronto se le interpuso en el camino una sombra. Sacudió la cabeza sintiéndose algo mareado puesto que no lo había visto llegar allí y frunció el ceño no comprendiendo que quería el sujeto con él. Cuando por fin pudo divisarlo intentó pasar por su lado, fingiendo que no pasaba nada, pero el tipo se movió a la misma dirección de él y volvió a interrumpirle la pasada. ¿En serio? – Dijo ofuscado, solo podía pensar en lo estúpido que era el sujeto para comportarse tan infantilmente. Volvió a moverse hacia el otro lado con la esperanza de que no volviera a hacer lo mismo y estuvieron así durante un par de segundos hasta que finalmente pudo mirar sus ojos, los cuales lo hicieron abrir sus ojos, un poco horrorizado.  Intentó contener la respiración que rápidamente se volvió más entrecortada y retrocedió lentamente unos pasos inconscientemente, quería huir. No sabía lo que tenía frente a él pero su subconsciente le decía que tenía que arrancar lo más rápido posible de él. Aún y cuando intentó comportarse de la forma más sutil posible, fue imposible. Esa bestia que tenía enfrente a tenía planes para él y se dió cuenta de ellos cuando lo tomó por su chaqueta y lo arrinconó frente al basurero con fuerza  Continuaba apoyada en la muralla, sin nada que hacer. Sólo se dedicó a mirar a los autos que pasaban por la calle, lo cual la llevó a pensar que haber salido no fue muy buena idea, no había aguantado ni una hora dentro del bar y ya se había sofocado con la gente. Algo andaba mal, ya no tenía el mismo espíritu de antes. - Estoy vieja, lo mejor…-pensó, hasta que un extraño ruido detuvo su pensamiento. Miró a su alrededor rápidamente y no logró visualizar algo; no había ninguna pelea, alguien chocando con la pared, nada. Frunció el ceño, algo decepcionada, pues había jurado escuchar algo, y la mayoría de las veces, no se equivocaba, pero al parecer, esta vez sí. Caminó un poco y giró su mirada hacía el pasaje al cual no habia querido entrar. Estaba oscuro, por lo cual se esforzó a la hora de mirar, logrando ver dos siluetas. Comenzó a caminar por el pasaje, tratando que las personas que estuvieran allí no se dieran cuenta, pero una vez que se encontró cerca, la situación era clara. Alguien o algo estaba atacando a una persona, algo que Kat había visto muchas veces, solamente que esta vez, la persona no era nada más ni nada menos que Eric. Se quedó inmóvil por unos segundos, pero no demoró en reaccionar.Al darse cuenta de que lo tenían sin salida, Kat llevó su mano hasta su chaqueta, para verificar si llevaba su daga con ella, en caso de que fuera un demonio u otra criatura. Sí, ahí estaba, ahora solo tenía que atacar.  - ¿Por qué atacas a gente inocente, uh? ¿Acaso no tienes a nadie más que molestar? -dijo mirando a la persona mientras se acercaba lo suficiente para dejarse ver-  Sintió como el golpe lo había aturdido durante unos minutos. Sí, sabía que era débil y sabía que si alguien no intervenía en ese momento moriría, completamente humillado. Trató de elevar la vista para poder reconocerlo y pensaba que quizás de esta forma, encontraría de encontrar una manera de salir de aquello y pudo divisar como los colmillos aparecían por entre sus labios, ya asumiendo por completo de que ese no era un simple asalto. Pudo sentir dos hojas filosas en su cuello los cuales se mantuvieron allí succionando de él durante un par de minutos entre la oscuridad, haciéndolo sentir cada vez más débil. Durante ese trayecto no pudo evitar pensar en todas las cosas que había hecho y todas aquellas que había dejado a medias o sin cumplir y tantas otras cosas que se había guardado. Su mente cada vez se perdía aún más cuando entre sus pensamientos reconoció la voz de ella. Kat, no… - Susurró como pudo siendo soltado por el monstruo, haciéndolo caer en seco sobre el suelo.  Al notar que la criatura no la tomó en cuenta, no pudo evitar lo que iba a pasar. No era un demonio, era un vampiro, un vampiro que sin piedad comenzó a alimentarse de la sangre de Eric. Se quedó inmóvil por unos segundos, pues le costaba asumir lo que estaba viendo, ya que no se trataba de cualquier persona. No fue hasta que vió al chico caer que reaccionó y volvió su mirada a la criatura, que parecía querer atacarla a ella ahora. - Te vas a arrepentir- logró decir antes de que el vampiro se le acercara, logrando tomarla de su blusa, para luego lanzarla a la muralla y así, escapar. Le tomó unos segundos ponerse de pie y darse cuenta de que la criatura había logrado escapar, pero eso no le importaba mucho, pues se apresuró hasta llegar a donde Eric se encontraba tirado.  - Hey, hey -comentó asustada mientras se agachaba para ver como estaba el chico- ¿Eric? -preguntó desesperada, al no tener ninguna respuesta de parte de él-  Eric sonrió amargamente al escuchar su voz. Sabía que si ya no se sentía ningún ruido era porque ella había podido contra él o eso era lo que pensaba – Lamento haberte arruinado la noche –Susurró agotado y balbuceó unas cuantas palabras que según él era entendibles, no siendo así. Intentó levantarse pero sus fuerzas no eran demasiadas por lo que volvió a caer contra el piso. Presentía de que no estaría bien, siempre había sido muy positivo, pero esta vez era distintas, no había nada que hacer a esa altura, estaba todo escrito. Se movió ligeramente sobre el piso para mirarla de mejor forma, aunque su vista ya se encontraba nublada y se esforzó por volver a sonreirle, no quería verla mal, siempre había deseado lo contrario para ella – Pórtate bien, quieres? Estoy seguro que al final del camino, todo saldrá bien para tí, Kat – Murmuró con dificultad tosiendo de manera fuerte por el esfuerzo que había hecho.  Se mantuvo en silencio luego de escuchar lo que el chico había dicho, estaba más que claro que se estaba despidiendo. No lo podía creer, a pesar de todos sus intentos por llevar una vida normal, al final las personas que quería salían lastimadas igual, ¿por qué creyó que esta vez iba a ser la excepción? Una mezcla de emociones comenzaron a surgir, pero , si esta iba a ser la despedida, no iba a desperdiciar los pocos minutos o segundos que le podían quedar al chico. - Me portaré bien, lo haré -asintió levemente con su cabeza- y…-tomó aire para poder decir lo siguiente- lo siento, por favor, perdóname por todo lo que te hice pasar, y prometo que encontraré al vampiro que te hizo esto -hizo una pequeña pausa, evitando llorar- Lo siento, lo siento, lo siento -lo miró, y pudo notar que el chico le dedicó una pequeña sonrisa, para luego cerrar sus ojos, esta vez, para no volverlos abrir. Kat se quedó inmóvil por unos segundos, para luego romper en llanto. Nunca pensó que algo así podía pasar, nunca. Y a pesar de que estaba en su peor momento, se prometió a sí misma que volvería a la ruta, para encontrar al vampiro y acabar con él, era lo mínimo que podía hacer, pues en cierta parte, sentía que la muerte de Eric era su culpa, si tan sólo hubiera reaccionado antes, si tan solo…no, iba a vengar su muerte. Pero por ahora, por esta noche, se dedicaría a llorar, a terminar de asimilar lo que había pasado, algo que siempre iba a recordar, y quien sabe si iba a superar.

betterthanrevengebtr:

Chapter 1x01: A bloody start.

[Brooklyn, NY - August 31, 2012  23:40 p.m]


Hace ya varias semanas, que Kat habia recibido el alta en el hospital luego de haber pasado casi un mes en él, por lo cual, al salir, decidió cuidarse, ya que no quería volver a pasar por lo mismo. Pero, esto no duró demasiado, pues al estar tranquila en su departamento no hacía más que aburrirse, así que decidió que salir aunque sea un rato, pues eso no le haría daño. Tomó su chaqueta y salió de su departamento, en busca de algún bar para pasar un rato. Luego de vagar un buen rato por las calles, se encontró con un pub que a simple vista, no estaba ni tan lleno, ni tan vacío, por lo cual decidió entrar. Caminó hasta la barra y se sentó para pedir una cerveza. Estuvo un rato allí, bebiendo tranquilamente y escuchando la música del lugar, que a veces, se le hacía un tanto molestosa, pero podría aguantar. Luego de un rato, comenzó a llegar más gente,lo que provocó que la chica se incomodara por lo cual decidió pararse y caminar hasta la salida, para tomar aire un rato.

Habían pasado varias semanas sin que Eric supiera noticias de Kat. Estaba más que consciente de que él había gatillado el fin de la relación, pero eso según él, no era motivo para perder el contacto, ni mucho menos dejar de preocuparse por la chica puesto que se había vuelto una preocupación constante en su vida. No estaba seguro donde podría estar ni mucho menos si se encontraría bien, pero al echar un vistazo a su reloj y por la hora, pensó que lo mejor era pasearse por algunos lugares a los cuales había acudido cuando eran novios; la conocía bastante como para saber que no estaría en su departamento descansando y suspiró al imaginar en que seguramente estaría metida en algún problema, en aquellos que hicieron que su relación se destruyera. Era pasada la media noche y los pasajes entre los bares y clubes estaban sorprendentemente casi desiertos. Metió ambas manos a su chaqueta para abrigarse un poco ya que una brisa lo había hecho estremecerse a pesar de estar en pleno verano y pacientemente caminó en dirección a la puerta trasera de un bar que estaba próximo, aún cuando no creía encontrar a la chica allí – Vamos, perder el tiempo en el bar número 250 no te cambiará vida –pensó en su mente.

Llegó hasta la salida, pero para su sorpresa, se encontraba repleta de gente que quería entrar. Suspiró y se acercó a la puerta, esperando poder salir luego de ahí, cada vez había más gente y a ella, bueno, no le agradaba mucho la gente. Esperó un poco, para ver si la gente dejaba pasar, pero al darse cuenta de que si no hacía algo estaría toda la noche ahí, decidió caminar y pasar, sin pedir permiso a nadie y chocando con cuanta gente se le pusiera en su camino. Escuchó un par de groserías que venían de parte de las personas a las que había chocado, pero no tomó atención, pues había logrado lo que quería; ya estaba afuera. Miró a su alrededor un momento, pues no pensaba quedarse ahí si sabía que la gente ya estaba llegando en masas. Logró visualizar que casi llegando a la esquina, habia un pequeño pasaje, por lo cual caminó hasta casi llegar a la ‘entrada’, pero luego se detuvo. Sabía que los pasajes y callejones eran lugares donde cualquier cosa podía pasar, por lo cual decidió quedarse ahí.- Bueno, esto es mejor que el bar- dijo para ella misma mientras se apoyaba en la muralla.

No pudo creer lo que sus ojos visualizaban: Kat estaba a unos cuantos metros de ella, solo bastaba caminar uno cuantos pasos, un poco de esfuerzo y listo, se daría por satisfecho. Empezó a avanzar cada vez con más rapidez no pudiendo ser capaz de pegarle un grito que le advirtiera a la chica que estaba allí, se encontraba exhausto. Estaba por llegar cerca de un basurero cuando de pronto se le interpuso en el camino una sombra. Sacudió la cabeza sintiéndose algo mareado puesto que no lo había visto llegar allí y frunció el ceño no comprendiendo que quería el sujeto con él. Cuando por fin pudo divisarlo intentó pasar por su lado, fingiendo que no pasaba nada, pero el tipo se movió a la misma dirección de él y volvió a interrumpirle la pasada. ¿En serio? – Dijo ofuscado, solo podía pensar en lo estúpido que era el sujeto para comportarse tan infantilmente. Volvió a moverse hacia el otro lado con la esperanza de que no volviera a hacer lo mismo y estuvieron así durante un par de segundos hasta que finalmente pudo mirar sus ojos, los cuales lo hicieron abrir sus ojos, un poco horrorizado.

Intentó contener la respiración que rápidamente se volvió más entrecortada y retrocedió lentamente unos pasos inconscientemente, quería huir. No sabía lo que tenía frente a él pero su subconsciente le decía que tenía que arrancar lo más rápido posible de él. Aún y cuando intentó comportarse de la forma más sutil posible, fue imposible. Esa bestia que tenía enfrente a tenía planes para él y se dió cuenta de ellos cuando lo tomó por su chaqueta y lo arrinconó frente al basurero con fuerza

Continuaba apoyada en la muralla, sin nada que hacer. Sólo se dedicó a mirar a los autos que pasaban por la calle, lo cual la llevó a pensar que haber salido no fue muy buena idea, no había aguantado ni una hora dentro del bar y ya se había sofocado con la gente. Algo andaba mal, ya no tenía el mismo espíritu de antes. - Estoy vieja, lo mejor…-pensó, hasta que un extraño ruido detuvo su pensamiento. Miró a su alrededor rápidamente y no logró visualizar algo; no había ninguna pelea, alguien chocando con la pared, nada. Frunció el ceño, algo decepcionada, pues había jurado escuchar algo, y la mayoría de las veces, no se equivocaba, pero al parecer, esta vez sí. Caminó un poco y giró su mirada hacía el pasaje al cual no habia querido entrar. Estaba oscuro, por lo cual se esforzó a la hora de mirar, logrando ver dos siluetas. Comenzó a caminar por el pasaje, tratando que las personas que estuvieran allí no se dieran cuenta, pero una vez que se encontró cerca, la situación era clara. Alguien o algo estaba atacando a una persona, algo que Kat había visto muchas veces, solamente que esta vez, la persona no era nada más ni nada menos que Eric. Se quedó inmóvil por unos segundos, pero no demoró en reaccionar.Al darse cuenta de que lo tenían sin salida, Kat llevó su mano hasta su chaqueta, para verificar si llevaba su daga con ella, en caso de que fuera un demonio u otra criatura. Sí, ahí estaba, ahora solo tenía que atacar.

- ¿Por qué atacas a gente inocente, uh? ¿Acaso no tienes a nadie más que molestar? -dijo mirando a la persona mientras se acercaba lo suficiente para dejarse ver-

Sintió como el golpe lo había aturdido durante unos minutos. Sí, sabía que era débil y sabía que si alguien no intervenía en ese momento moriría, completamente humillado. Trató de elevar la vista para poder reconocerlo y pensaba que quizás de esta forma, encontraría de encontrar una manera de salir de aquello y pudo divisar como los colmillos aparecían por entre sus labios, ya asumiendo por completo de que ese no era un simple asalto. Pudo sentir dos hojas filosas en su cuello los cuales se mantuvieron allí succionando de él durante un par de minutos entre la oscuridad, haciéndolo sentir cada vez más débil. Durante ese trayecto no pudo evitar pensar en todas las cosas que había hecho y todas aquellas que había dejado a medias o sin cumplir y tantas otras cosas que se había guardado. Su mente cada vez se perdía aún más cuando entre sus pensamientos reconoció la voz de ella. Kat, no… - Susurró como pudo siendo soltado por el monstruo, haciéndolo caer en seco sobre el suelo.

Al notar que la criatura no la tomó en cuenta, no pudo evitar lo que iba a pasar. No era un demonio, era un vampiro, un vampiro que sin piedad comenzó a alimentarse de la sangre de Eric. Se quedó inmóvil por unos segundos, pues le costaba asumir lo que estaba viendo, ya que no se trataba de cualquier persona. No fue hasta que vió al chico caer que reaccionó y volvió su mirada a la criatura, que parecía querer atacarla a ella ahora. - Te vas a arrepentir- logró decir antes de que el vampiro se le acercara, logrando tomarla de su blusa, para luego lanzarla a la muralla y así, escapar. Le tomó unos segundos ponerse de pie y darse cuenta de que la criatura había logrado escapar, pero eso no le importaba mucho, pues se apresuró hasta llegar a donde Eric se encontraba tirado.

- Hey, hey -comentó asustada mientras se agachaba para ver como estaba el chico- ¿Eric? -preguntó desesperada, al no tener ninguna respuesta de parte de él-

Eric sonrió amargamente al escuchar su voz. Sabía que si ya no se sentía ningún ruido era porque ella había podido contra él o eso era lo que pensaba – Lamento haberte arruinado la noche –Susurró agotado y balbuceó unas cuantas palabras que según él era entendibles, no siendo así. Intentó levantarse pero sus fuerzas no eran demasiadas por lo que volvió a caer contra el piso. Presentía de que no estaría bien, siempre había sido muy positivo, pero esta vez era distintas, no había nada que hacer a esa altura, estaba todo escrito. Se movió ligeramente sobre el piso para mirarla de mejor forma, aunque su vista ya se encontraba nublada y se esforzó por volver a sonreirle, no quería verla mal, siempre había deseado lo contrario para ella – Pórtate bien, quieres? Estoy seguro que al final del camino, todo saldrá bien para tí, Kat – Murmuró con dificultad tosiendo de manera fuerte por el esfuerzo que había hecho.

Se mantuvo en silencio luego de escuchar lo que el chico había dicho, estaba más que claro que se estaba despidiendo. No lo podía creer, a pesar de todos sus intentos por llevar una vida normal, al final las personas que quería salían lastimadas igual, ¿por qué creyó que esta vez iba a ser la excepción? Una mezcla de emociones comenzaron a surgir, pero , si esta iba a ser la despedida, no iba a desperdiciar los pocos minutos o segundos que le podían quedar al chico. - Me portaré bien, lo haré -asintió levemente con su cabeza- y…-tomó aire para poder decir lo siguiente- lo siento, por favor, perdóname por todo lo que te hice pasar, y prometo que encontraré al vampiro que te hizo esto -hizo una pequeña pausa, evitando llorar- Lo siento, lo siento, lo siento -lo miró, y pudo notar que el chico le dedicó una pequeña sonrisa, para luego cerrar sus ojos, esta vez, para no volverlos abrir. Kat se quedó inmóvil por unos segundos, para luego romper en llanto. Nunca pensó que algo así podía pasar, nunca. Y a pesar de que estaba en su peor momento, se prometió a sí misma que volvería a la ruta, para encontrar al vampiro y acabar con él, era lo mínimo que podía hacer, pues en cierta parte, sentía que la muerte de Eric era su culpa, si tan sólo hubiera reaccionado antes, si tan solo…no, iba a vengar su muerte. Pero por ahora, por esta noche, se dedicaría a llorar, a terminar de asimilar lo que había pasado, algo que siempre iba a recordar, y quien sabe si iba a superar.


1 year ago with 8 notes · { originally from betterthanrevengebtr, via betterthanrevengebtr}

ariadnehenstridge:

[03]
Hello, Olá y todos los idiomas en los que solía comenzar esto.
En realidad no sé que hago aqui, para ser sincera, y si lo estoy, tengan por seguro que una actualización larga no será, pero he estado encerrada en mi habitación desde hace ya varias horas, escuchando música una y otra vez, y tan fuerte que ni sabría decir si alguien ha tocado la puerta o no. Yep.
Es practicamente increíble como tu vida puede cambiar en tan sólo unos segundos, y a pesar de que algunas cosas sabes que tienen que pasar, uno nunca está preparado y la pregunta que más se ha pasado por mi mente (y de seguro a todos les pasa) es: ¿Por qué?. Así de simple. Pero aún así, con una pregunta tan simple, no se puede responder, porque nadie sabe. He perdido a la persona más importante de mi vida y aún me cuesta asimilarlo, saber que cuando llegue a la casa ya no estará, es desastroso, digo, practicamente mi abuela era mi madre, ¿para qué mentir? Si mis padres casi nunca están por trabajo. Y ahora no está, así de simple. Sinceramente tengo ganas de estar encerrada por el resto de mi vida, despúes de todo, llevo varias horas aquí, sin comer ni nada, y aún así, sigo viva. ¿Qué puedo perder? Nada. Además, ni ganas de volver a la escuela para ser el centro de atención con mis hermanas y que la gente nos mire con cara de lástima, lo odio.
Pero tengo que salir adelante, lo sé, no puedo quedarme estancada porque simplemente mi abuela no hubiera querido eso, lo sé, y sé que estará siempre con nosotras y todo el sermón que se les dá a las familias cuando pierden a alguien. Seré fuerte, me recuperaré, pero ahora, sólo déjenme vivir mi duelo. Es todo lo que pido.
Ariadne Henstridge.-

Mucho ánimo, Ariadne. Sé que no sirven en estos momentos palabras que consuelen, pero no estás sola.

ariadnehenstridge:

[03]

Hello, Olá y todos los idiomas en los que solía comenzar esto.

En realidad no sé que hago aqui, para ser sincera, y si lo estoy, tengan por seguro que una actualización larga no será, pero he estado encerrada en mi habitación desde hace ya varias horas, escuchando música una y otra vez, y tan fuerte que ni sabría decir si alguien ha tocado la puerta o no. Yep.

Es practicamente increíble como tu vida puede cambiar en tan sólo unos segundos, y a pesar de que algunas cosas sabes que tienen que pasar, uno nunca está preparado y la pregunta que más se ha pasado por mi mente (y de seguro a todos les pasa) es: ¿Por qué?. Así de simple. Pero aún así, con una pregunta tan simple, no se puede responder, porque nadie sabe. He perdido a la persona más importante de mi vida y aún me cuesta asimilarlo, saber que cuando llegue a la casa ya no estará, es desastroso, digo, practicamente mi abuela era mi madre, ¿para qué mentir? Si mis padres casi nunca están por trabajo. Y ahora no está, así de simple. Sinceramente tengo ganas de estar encerrada por el resto de mi vida, despúes de todo, llevo varias horas aquí, sin comer ni nada, y aún así, sigo viva. ¿Qué puedo perder? Nada. Además, ni ganas de volver a la escuela para ser el centro de atención con mis hermanas y que la gente nos mire con cara de lástima, lo odio.

Pero tengo que salir adelante, lo sé, no puedo quedarme estancada porque simplemente mi abuela no hubiera querido eso, lo sé, y sé que estará siempre con nosotras y todo el sermón que se les dá a las familias cuando pierden a alguien. Seré fuerte, me recuperaré, pero ahora, sólo déjenme vivir mi duelo. Es todo lo que pido.

Ariadne Henstridge.-

Mucho ánimo, Ariadne. Sé que no sirven en estos momentos palabras que consuelen, pero no estás sola.


2 years ago with 11 notes · { originally from ariadnehenstridge, via ariadnehenstridge}

14 ●
 
Lo que son las cosas de vida… después de siglos de mantener esto más abandonado que a mi familia, resulta que me encuentro con ciertas cosas que no me gustan. Y digamos que no soy muy negativo y tampoco es que me molesten tantas cosas, pero si cuando me afectan directamente. Bah, ya hasta estoy pensando que a estas alturas ya dejaron de ser directas hacia mí, quién sabe. Hace bastante tiempo estoy perdido y no es que yo lo haya querido… en fín. Mejor cambio de tema…
Días, semanas, meses sin mover los dedos en un teclado. Ahora son por asuntos de Universidad, una triste historia. Me he visto encerrado entre cuatro paredes terminando proyectos y usando mi tiempo libre para poder descansar y recuperar fuerzas para la ronda que se viene, sep, así ha sido mi vida y por momentos lo agradezco, me mantiene ocupado y ciego ante algunas cosas que en otras circunstancias, serían un desastre. Antes de que mi vida se volviera una rutina, estuve de excursión por algunas semanas con algunos de mis amigos en Chicago y mis primos, no estuvo tan mal, exceptuando el hecho de que en algunos momentos me sentí como un niño de doce años, pero ahora que lo pienso, de estar en NY mirando como todos se divierten a eso, mil veces me quedo con la excusión, porque al menos se vivieron buenos momentos.
¿Qué puedo decir? Mi  familia estuvo feliz de tenerme durante varios días cuando durante el año me vuelvo casi un extraño y ver a mi pequeña hermana, poder compartir con ella me hizo sentir en un hogar, por más que supiera que en unas semanas más tendría que regresar a mi realidad. Por momentos me dieron ganas de trasladarme a la Universidad de Chicago, la cual no es mala, pero no tendría sentido, no después de todo lo que luché por convencer a mis padres de estudiar en la gran manzana. 
Así que aquí sigo…
La foto que he publicado es de la boda de unos de mis mejores amigos de la infancia. Siempre estuvo enamorado de la vecina de la casa que estaba enfrente, toda una historia que podrían ser sacadas de la televisión, pero fue real y terminó en un buen final, quien como ellos. Yo fui uno de los padrinos, era el vecino que vivía en la esquina, éramos un grupo muy unido y es bueno darse cuenta de que algunas cosas sí pueden durar para siempre.
 
Qué cosa más emo… prometo que a la próxima mejorará o no me dignaré a pasar. 
 
 
● Eric Troy Keenleyside.-

14 

 

Lo que son las cosas de vida… después de siglos de mantener esto más abandonado que a mi familia, resulta que me encuentro con ciertas cosas que no me gustan. Y digamos que no soy muy negativo y tampoco es que me molesten tantas cosas, pero si cuando me afectan directamente. Bah, ya hasta estoy pensando que a estas alturas ya dejaron de ser directas hacia mí, quién sabe. Hace bastante tiempo estoy perdido y no es que yo lo haya querido… en fín. Mejor cambio de tema…

Días, semanas, meses sin mover los dedos en un teclado. Ahora son por asuntos de Universidad, una triste historia. Me he visto encerrado entre cuatro paredes terminando proyectos y usando mi tiempo libre para poder descansar y recuperar fuerzas para la ronda que se viene, sep, así ha sido mi vida y por momentos lo agradezco, me mantiene ocupado y ciego ante algunas cosas que en otras circunstancias, serían un desastre. Antes de que mi vida se volviera una rutina, estuve de excursión por algunas semanas con algunos de mis amigos en Chicago y mis primos, no estuvo tan mal, exceptuando el hecho de que en algunos momentos me sentí como un niño de doce años, pero ahora que lo pienso, de estar en NY mirando como todos se divierten a eso, mil veces me quedo con la excusión, porque al menos se vivieron buenos momentos.

¿Qué puedo decir? Mi  familia estuvo feliz de tenerme durante varios días cuando durante el año me vuelvo casi un extraño y ver a mi pequeña hermana, poder compartir con ella me hizo sentir en un hogar, por más que supiera que en unas semanas más tendría que regresar a mi realidad. Por momentos me dieron ganas de trasladarme a la Universidad de Chicago, la cual no es mala, pero no tendría sentido, no después de todo lo que luché por convencer a mis padres de estudiar en la gran manzana.

Así que aquí sigo…

La foto que he publicado es de la boda de unos de mis mejores amigos de la infancia. Siempre estuvo enamorado de la vecina de la casa que estaba enfrente, toda una historia que podrían ser sacadas de la televisión, pero fue real y terminó en un buen final, quien como ellos. Yo fui uno de los padrinos, era el vecino que vivía en la esquina, éramos un grupo muy unido y es bueno darse cuenta de que algunas cosas sí pueden durar para siempre.

 

Qué cosa más emo… prometo que a la próxima mejorará o no me dignaré a pasar.

 

 

 Eric Troy Keenleyside.-


2 years ago with 5 notes

eric-keenleyside:

katburton:

O1.-
Ok. Admito que esta página la tenía creada hace BASTANTE tiempo, pero por razones que…bah. para que miento, la verdad ni ganas de pasar por aquí. Sí, ¿y qué?. Es mi página y creo que no hay mucha gente interesada en saber de mí, y si quisieran, bueno, está facebook, aaaunque reconozco que de repente ni ganas de contestar ahí tampoco, pero igual, eso. Así que ni reclamos recibo. Jah, ni que tuviera muchos. Bueno, ya comencé a decir cosas sin sentido, y la verdad no es muy sorprendente ya que siempre he estado fallada de la cabeza, pero supongo que como perdí el hábito de escribir, suena mucho más incoherente que antes.
No será una actualización muy larga porque sinceramente mi vida se resume a tres palabras claves: fiesta, flojera y… bueno, supongo que sólo son dos. Y sí, últimamente me he dedicado a disfrutar de la vida y desde que volví a New York (sí, volví, chan, chan, aunque esa noticia es más vieja que yo) he salido de vez en cuando y las veces que no puedo, simplemente me quedo en mi casa disfrutando de la comodidad del hogar. Como no estuve mucho tiempo fuera, mi departamento estaba intacto, así que fue como volver de unas vacaciones, aunque la vida que estoy llevando podrían ser llamadas así…bueno, ustedes elijan. No sé para que hablo en plural cuando quizás haya sólo una persona leyendo. Cosas de la vida.
En cuanto a vida social, amorosa y eso, en realidad no tengo palabras, con suerte he hablado un par de veces con… vaya, ya ni recuerdo la última vez que hablé con alguien, podría decir que Nina, pero ella no es una especie de amiga, es una conocida, la cual me agrada bastante porque es genial, hace tiempo que no encontraba a alguien con esa personalidad, pero el punto es que hace dos segundos me dí cuenta que soy una persona autista, que sólo se ha dedicado a sí misma y bueno, no puedo decir que me arrepiento o algo, porque en realidad ya lo hice y lo hecho no me lo quita nadie.
Así que bien, actualización corta porque mi vida no es muy interesante, si se preguntan sobre la enfermedad, bueno…supongo que ahí debe estar. Que se yo. See you, bitch.
Katherine Burton.-

Vaya… pero que lindo. He de creer que tus nuevas “amistades” te deben de tener muy ocupada, ¿No? Digo, para que no veas que aquí si hay alguien que se preocupa por tí. No, que siempre se ha preocupado por tí. Espero que sigas divirtiéndote, descansando y yendo de fiestas en fiestas, yo como siempre, estaré mirando de lejos.
A ver, primero, no dije amigos, dije conocidos. Segundo, creo que todavía espero cuando conversar, porque si mal no recuerdo, cuando dijiste que teníamos que hablar, al final no quedamos en nada. Y mira de lejos si quieres, de seguro tan mal no la pasas (?.

Las cosas se hubieran dado si mis comentarios en tu muro pasaran de un “like”, más cuando andas haciendo uniones con gente a la cual no me da confianza. ¿Crees que soy tonto y no me doy cuenta en que andas metida? Te doy tu espacio, Kat, te lo di cuando te fuiste de aquí, dejándome porque entendía tu situación, pero nunca piensas en mí. ¿Tengo que pasarla mal? 

eric-keenleyside:

katburton:

O1.-


Ok. Admito que esta página la tenía creada hace BASTANTE tiempo, pero por razones que…bah. para que miento, la verdad ni ganas de pasar por aquí. Sí, ¿y qué?. Es mi página y creo que no hay mucha gente interesada en saber de mí, y si quisieran, bueno, está facebook, aaaunque reconozco que de repente ni ganas de contestar ahí tampoco, pero igual, eso. Así que ni reclamos recibo. Jah, ni que tuviera muchos. Bueno, ya comencé a decir cosas sin sentido, y la verdad no es muy sorprendente ya que siempre he estado fallada de la cabeza, pero supongo que como perdí el hábito de escribir, suena mucho más incoherente que antes.

No será una actualización muy larga porque sinceramente mi vida se resume a tres palabras claves: fiesta, flojera y… bueno, supongo que sólo son dos. Y sí, últimamente me he dedicado a disfrutar de la vida y desde que volví a New York (sí, volví, chan, chan, aunque esa noticia es más vieja que yo) he salido de vez en cuando y las veces que no puedo, simplemente me quedo en mi casa disfrutando de la comodidad del hogar. Como no estuve mucho tiempo fuera, mi departamento estaba intacto, así que fue como volver de unas vacaciones, aunque la vida que estoy llevando podrían ser llamadas así…bueno, ustedes elijan. No sé para que hablo en plural cuando quizás haya sólo una persona leyendo. Cosas de la vida.

En cuanto a vida social, amorosa y eso, en realidad no tengo palabras, con suerte he hablado un par de veces con… vaya, ya ni recuerdo la última vez que hablé con alguien, podría decir que Nina, pero ella no es una especie de amiga, es una conocida, la cual me agrada bastante porque es genial, hace tiempo que no encontraba a alguien con esa personalidad, pero el punto es que hace dos segundos me dí cuenta que soy una persona autista, que sólo se ha dedicado a sí misma y bueno, no puedo decir que me arrepiento o algo, porque en realidad ya lo hice y lo hecho no me lo quita nadie.

Así que bien, actualización corta porque mi vida no es muy interesante, si se preguntan sobre la enfermedad, bueno…supongo que ahí debe estar. Que se yo. See you, bitch.

Katherine Burton.-

Vaya… pero que lindo. He de creer que tus nuevas “amistades” te deben de tener muy ocupada, ¿No? Digo, para que no veas que aquí si hay alguien que se preocupa por tí. No, que siempre se ha preocupado por tí. Espero que sigas divirtiéndote, descansando y yendo de fiestas en fiestas, yo como siempre, estaré mirando de lejos.

A ver, primero, no dije amigos, dije conocidos. Segundo, creo que todavía espero cuando conversar, porque si mal no recuerdo, cuando dijiste que teníamos que hablar, al final no quedamos en nada. Y mira de lejos si quieres, de seguro tan mal no la pasas (?.

Las cosas se hubieran dado si mis comentarios en tu muro pasaran de un “like”, más cuando andas haciendo uniones con gente a la cual no me da confianza. ¿Crees que soy tonto y no me doy cuenta en que andas metida? Te doy tu espacio, Kat, te lo di cuando te fuiste de aquí, dejándome porque entendía tu situación, pero nunca piensas en mí. ¿Tengo que pasarla mal? 


2 years ago with 16 notes · { originally from katburton, via katburton}

ARCAICO ES MI SEGUNDO NOMBRE. NECESITO MÁS PRÁCTICA 

                               


2 years ago with 2 notes

katburton:

O1.-
Ok. Admito que esta página la tenía creada hace BASTANTE tiempo, pero por razones que…bah. para que miento, la verdad ni ganas de pasar por aquí. Sí, ¿y qué?. Es mi página y creo que no hay mucha gente interesada en saber de mí, y si quisieran, bueno, está facebook, aaaunque reconozco que de repente ni ganas de contestar ahí tampoco, pero igual, eso. Así que ni reclamos recibo. Jah, ni que tuviera muchos. Bueno, ya comencé a decir cosas sin sentido, y la verdad no es muy sorprendente ya que siempre he estado fallada de la cabeza, pero supongo que como perdí el hábito de escribir, suena mucho más incoherente que antes.
No será una actualización muy larga porque sinceramente mi vida se resume a tres palabras claves: fiesta, flojera y… bueno, supongo que sólo son dos. Y sí, últimamente me he dedicado a disfrutar de la vida y desde que volví a New York (sí, volví, chan, chan, aunque esa noticia es más vieja que yo) he salido de vez en cuando y las veces que no puedo, simplemente me quedo en mi casa disfrutando de la comodidad del hogar. Como no estuve mucho tiempo fuera, mi departamento estaba intacto, así que fue como volver de unas vacaciones, aunque la vida que estoy llevando podrían ser llamadas así…bueno, ustedes elijan. No sé para que hablo en plural cuando quizás haya sólo una persona leyendo. Cosas de la vida.
En cuanto a vida social, amorosa y eso, en realidad no tengo palabras, con suerte he hablado un par de veces con… vaya, ya ni recuerdo la última vez que hablé con alguien, podría decir que Nina, pero ella no es una especie de amiga, es una conocida, la cual me agrada bastante porque es genial, hace tiempo que no encontraba a alguien con esa personalidad, pero el punto es que hace dos segundos me dí cuenta que soy una persona autista, que sólo se ha dedicado a sí misma y bueno, no puedo decir que me arrepiento o algo, porque en realidad ya lo hice y lo hecho no me lo quita nadie.
Así que bien, actualización corta porque mi vida no es muy interesante, si se preguntan sobre la enfermedad, bueno…supongo que ahí debe estar. Que se yo. See you, bitch.
Katherine Burton.-

Vaya… pero que lindo. He de creer que tus nuevas “amistades” te deben de tener muy ocupada, ¿No? Digo, para que no veas que aquí si hay alguien que se preocupa por tí. No, que siempre se ha preocupado por tí. Espero que sigas divirtiéndote, descansando y yendo de fiestas en fiestas, yo como siempre, estaré mirando de lejos.

katburton:

O1.-


Ok. Admito que esta página la tenía creada hace BASTANTE tiempo, pero por razones que…bah. para que miento, la verdad ni ganas de pasar por aquí. Sí, ¿y qué?. Es mi página y creo que no hay mucha gente interesada en saber de mí, y si quisieran, bueno, está facebook, aaaunque reconozco que de repente ni ganas de contestar ahí tampoco, pero igual, eso. Así que ni reclamos recibo. Jah, ni que tuviera muchos. Bueno, ya comencé a decir cosas sin sentido, y la verdad no es muy sorprendente ya que siempre he estado fallada de la cabeza, pero supongo que como perdí el hábito de escribir, suena mucho más incoherente que antes.

No será una actualización muy larga porque sinceramente mi vida se resume a tres palabras claves: fiesta, flojera y… bueno, supongo que sólo son dos. Y sí, últimamente me he dedicado a disfrutar de la vida y desde que volví a New York (sí, volví, chan, chan, aunque esa noticia es más vieja que yo) he salido de vez en cuando y las veces que no puedo, simplemente me quedo en mi casa disfrutando de la comodidad del hogar. Como no estuve mucho tiempo fuera, mi departamento estaba intacto, así que fue como volver de unas vacaciones, aunque la vida que estoy llevando podrían ser llamadas así…bueno, ustedes elijan. No sé para que hablo en plural cuando quizás haya sólo una persona leyendo. Cosas de la vida.

En cuanto a vida social, amorosa y eso, en realidad no tengo palabras, con suerte he hablado un par de veces con… vaya, ya ni recuerdo la última vez que hablé con alguien, podría decir que Nina, pero ella no es una especie de amiga, es una conocida, la cual me agrada bastante porque es genial, hace tiempo que no encontraba a alguien con esa personalidad, pero el punto es que hace dos segundos me dí cuenta que soy una persona autista, que sólo se ha dedicado a sí misma y bueno, no puedo decir que me arrepiento o algo, porque en realidad ya lo hice y lo hecho no me lo quita nadie.

Así que bien, actualización corta porque mi vida no es muy interesante, si se preguntan sobre la enfermedad, bueno…supongo que ahí debe estar. Que se yo. See you, bitch.

Katherine Burton.-

Vaya… pero que lindo. He de creer que tus nuevas “amistades” te deben de tener muy ocupada, ¿No? Digo, para que no veas que aquí si hay alguien que se preocupa por tí. No, que siempre se ha preocupado por tí. Espero que sigas divirtiéndote, descansando y yendo de fiestas en fiestas, yo como siempre, estaré mirando de lejos.


2 years ago with 16 notes · { originally from katburton, via katburton}

Que actualización más penca… ¿Alguien quiere pan? 

     


2 years ago with 2 notes

13 ●
 Seré bastante sincero, como siempre. Lleva esta hoja en blanco hace unas cuantas horas, desde el almuerzo para ser exacto y es bastante triste para alguien quien hoy se encuentra de Cumpleaños. No hice planes, quizás salga un rato en la noche, pero es que la mayoría de mis amigos se encuentra de vacaciones y el resto está en Nueva York, porque si, sigo en Chicago con mi familia, al menos un par de días más.
Pero bueno… cuando regrese a la gran manzana me desquitaré, aunque sea unos pocos días antes de entrar a clases, porque ya se viene la cuenta regresiva y uhhh, estrés otra vez.

Por primera vez no sé qué decir, culparé al frío y las ganas de estar en el Carnaval de Rio que si no me equivoco, lo alargaron hasta mañana. Envidio a cada ser que se encuentra en Brasil, really. Y son demasiado, tengo mucho odio en mi ser.

Ok, demasiado “cueck” esto, mejor me voy a responder saludos en Facebook, porque son muchos, soy muy popular (H) y luego me iré a echar para jugar unos videos juegos que mi madre me trajo como regalo, vicio all night.
 
                                                                ● Eric Troy Keenleyside.-

Photo: De excursión. Al parecer todavía me creen de 12 años.

13 

 Seré bastante sincero, como siempre. Lleva esta hoja en blanco hace unas cuantas horas, desde el almuerzo para ser exacto y es bastante triste para alguien quien hoy se encuentra de Cumpleaños. No hice planes, quizás salga un rato en la noche, pero es que la mayoría de mis amigos se encuentra de vacaciones y el resto está en Nueva York, porque si, sigo en Chicago con mi familia, al menos un par de días más.

Pero bueno… cuando regrese a la gran manzana me desquitaré, aunque sea unos pocos días antes de entrar a clases, porque ya se viene la cuenta regresiva y uhhh, estrés otra vez.


Por primera vez no sé qué decir, culparé al frío y las ganas de estar en el Carnaval de Rio que si no me equivoco, lo alargaron hasta mañana. Envidio a cada ser que se encuentra en Brasil, really. Y son demasiado, tengo mucho odio en mi ser.

Ok, demasiado “cueck” esto, mejor me voy a responder saludos en Facebook, porque son muchos, soy muy popular (H) y luego me iré a echar para jugar unos videos juegos que mi madre me trajo como regalo, vicio all night.

 

                                                                ● Eric Troy Keenleyside.-


Photo: De excursión. Al parecer todavía me creen de 12 años.


2 years ago with 3 notes